Silencio en un café

A veces hay días en los que no hay nada que decir,

pero pasamos el día pensando… Solo pensando.morning-262423_960_720

Llegando a los recuerdos que nos hacen cuestionar

las fallas y nos sacan perlas acuosas de nuestros

ojos, y poco a poco nos ceñimos en nuestro propio

sufrimiento.

A veces solo queda guardar silencio.

A veces el mejor remedio es obligarse a sonreír.

A veces eso termina engañándonos a satisfacción

de nuestra mente débil. Y tomamos una taza de café

que nos quite el sueño y nos haga caer en la cruda

realidad.

G.S.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s