Un lugar en una mente desolada

Antes la belleza le definía el ánimo. Soñaba en medio de páginas blancas y vacías que anhela llenar de recuerdo inexistentes, de cosas no vividas.

Batalla contra la vida, inusual el entorno que le acompaña. Cubierto de neblina es el ambiente junto a las campanas sonantes de madrugada mientras el viento balancea las ramas secas de algunos árboles ilusorios.

Quien las viese caminar se acongojaría ante procesión inquieta que se desprende de su alma. Descalza sobre las arenas húmedas, sobre rocas firmes y sin avanzar a las campanadas que llaman. Los llantos sonoros ensordecen al silencio agitado sujeto a un entorno desquebrajado cubierto de muerte.

Todo gira y le absorbe hasta las más ocultas pasiones que guarda con recelo deseando ser poseída, atraídas quizá por el encuentro magnifico de una mente cero ruidosa y con peso experimental más ligero. Se entiende su actuar como los caminos aun no recorre, como las fantásticas historias que solo ella conoce, inventa, sueña y recita. Destruye sus ánimos, sus cabellos al halar, y somete sus ojos a una entera vigilia que no han de soportar y más aún no saben que pueden esperar.

Piensa a través de sonoras voces, cuyas liras al cantar le atraviesan el alma y le sumen en un delirio andante de una personalidad aparentemente distraída, descomplicada y de vez en cuando pensativa. Se aísla del medio y no se pertenece y ya sus ojos no miran… no miran con la intensidad de antes, ya no son los espejos donde se reflejan los adorados sueños y la vida a disfrutar. Ya solo son un par de perlas que al pasar el tiempo se opacaron en una distancia desconocida y estática.

¿Por qué no han de mirar si su objetivo se resume a su palpar con las gotas frágiles que se resiste a soltar?  Si a sus heridas le añadiera la sal que trae consigo el futuro aterrador, quizá sus lágrimas aguardarían a la espera de una embestida distinta a aquella que le ha torturado durante todos estos años.

Grace Suárez R.

rain-122691_960_720

Anuncios

2 thoughts on “Un lugar en una mente desolada

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s