Beso de dama

¿Cuál sería el ocaso parpadeante

que traspasaría las líneas suaves

de su forma curva y rojiza?

¡Ah! Que bellas acuarelas las que la

sonrosan al pasar el frenesí sobre

su piel antes del acto perfecto de los

labios a tocar.

 

Un trazo delgado y místico separa

los lienzos cuando voltean a mirar.

Caprichosa y casi distante, pero inamovible.

Aire denso y turbado ha de respirar, produce ecos

a mi voz sonar.

 

A callar pequeña dama,

la hora de nuestro encuentro ha llegado,

pon en manifiesto los dones de tus perladas manos.

Dime, ¿Cuándo ha sido nuestro momento sí

al estrecharte has vuelto niebla mis visiones

y me adormeces con tus liras al cantar?

 

Grace Suárez R.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s