Sed y Atracción

Bebes del suelo en el que reposas,
floreces como ramas integras en pozos hondos,
la escasa iluminación las colorea de penumbras y pesares.
Allí haz de hallarte, en el péndulo de la fuerza magistral
que sucumbe las cavernas y le teme a tu verdad.
Allí donde quieres llegar pero donde no te recibirán,
no por deshonra, ni por rechazo…
Sino por las cicatrices que aún humedecen al palpar.
Te vuelves fresca, y calmas la sed de los oscuros,
investigas sigilosa, pero tu elixir es interminable.
Alimentas a los lobos con esa mórbida forma de atraer.

¿Acaso crees tú que la inexistencia de la carne es el fin de todo?
Ingenuidad no has de apodarte,
doncella esquelética, demacrada, que te vuelves muerte…
Si algún día has de hallarte incorpórea no olvides voltear tu guadaña
para llevarme contigo.

Grace Suárez R.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s