Aflicción

Si afliges a las rosas con tu llanto

has de ser miserable.

Si los cabellos que has cortado volaran

al viento, quizá el mal tiempo siguiera

sobre tu posada.

Andante y sin rumbo vas,

Por las calles de algún desolado lugar.

Si insistieras al voltear lograrías observar

que la manta blanquecina que cubría tus ojos

había sido retirada por la lluvia fría.

Burlescos aquellos sentidos que danzan al portal, que

perecen y han de adorar.

En aquellas perlas se fija la noche, se abren los cielos y se escogen

a los visitantes.

Indeleble las angustias de emociones dormidas que despiertan

con el beso de los ojos a cerrar.

Si la verdad de tu ser te persiguiera,

los ojos tuyos de fuego serían

y de sus cuencas se saldrían.

 

L.J. Franzes.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s