Déjame hacer de ti un ser inmortal, un ser puro embelesado entre perlas luminosas que anuncian su llegada cuando la oscura noche ha puesto sus lánguidos brazos en las entradas del bosque árido que se halla en mis cabellos desordenados. Déjame aunque sea participar en el acto plasmado al tacto de tus divinidades profundas que se han de ocultar tras tu frágil rostro que añora ser desgarrado por las verdades que mi boca envuelta en fuego posee para tu satisfacción. Permite tú que mis vibraciones se estiren junto al templo santo de tu cuerpo y cubran de espectros todos los sin sabores que han acaparado tus noches intranquilas, tus febriles momentos y las turbaciones que han tocado tu puerta de vez en cuando.

Ven a la luz de mis letras que añoran el elixir que se desprende de tus palabras, de los brillos casi palpables que ondean tus ojos, y la nostalgia que se halla recóndita en algún lugar de tus profundos pensamientos, pasados y recuerdos que hoy no hablan. Atiende mis necesidades como quien sirve su vida a la entrega, a la entera locura de los sentires, a los instantes placenteros que fluyen tan escasos que de vez en cuando se duda de su pronto regreso. Llama a la puerta como siguiendo mis pasos, y recárgate sobre mis pergaminos que adoran arroparte entre tantos significados, algunos muertos y otros vivos pero siempre tan andantes como interminables.

Grace Suárez R.

Anuncios

Un comentario en “Inmortal

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s