Y todo carga mis culpas…
El viento, el azul del cielo,
las nubes, las hojas, los árboles,
el ruido, el silencio, todo carga mis malditas culpas.

El rostro de la gente,
la ráfaga de la brisa sonando en mi oído,
el polvo, mis pasos, los granos de arena,
todo carga mis malditas culpas.

El lápiz que cargo, las sonrisas que me alegran,
¡Todo! ¡Todo carga mis malditas culpas!
¡Qué desdicha! ¡Qué desasosiego! ¡Qué culpas!
No quiero verlas, no quiero cargarlas, no quiero recordarlas.

¿Qué más quieren de mí?
¿Qué otra tortura pudiera tener yo para enmendar?
¿No ven que ya no quiero más? ¿No ven que ya no puedo más?
Me acusan, me pesan, me matan, me acaban, día tras día.

Segundo tras segundo, son un escupitajo viscoso,
No me dejan respirar, ¿qué más hago?
¿Cómo me limpio? ¿Cómo me despego? ¿Cómo las dejo ir?
Ya no más, malditas culpas, ya no más.

 

Gerson Rodríguez

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s