La observo  cuando cierra los ojos y descansa,
la veo,
realmente lo hago,
cuando su pecho se hincha al respirar,
encuentro en sus parpados la tranquilidad,
y se encuentra tan indefensa,
con una inocencia colorada que marca sus mejillas,
¡Qué maravilla de escena!
Adoro la insistencia con la que aparece,
sin ser llamada ni necesitada,
intrusa, insignificante o al menos eso quisiera yo,
realmente luce fantástica al dormir,
como si su cuerpo se entregara a las nubes,
y sus problemas volaran tan alto que no se pudieran alcanzar,
toda la perfección que yo adoro ver.
A mi satisfacción su tranquilidad.
Ella descansa placida al caer la noche,
y yo cuido de ella con recelo,
no puede verme, ni sentirme,
pero, por eso lugares me desplazo,
añorando entregarle lo que no merece,
yo no avanzo y ella tampoco.
Somos dos extrañas que una vez se quisieron tanto.

 

Grace Suárez R.

 

Anuncios

2 comentarios en “Sueños

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s