He visto en él cierta tranquilidad,
cierta parsimonia en su andar,
le he visto con elocuente seriedad,
con ánimos y con una especie de
ocultes tras las profundidades de
sus distinguidos ojos.
He observado su rostro entre el
frío viento y he sentido sus delicadas
manos sobre mí.
Me ha provocado entonces una
timidez que se escapa a través
de mi mirada.
Le esquivo la voz porque al retumbar
en mis oídos me genera el mayor
de los vicios, una exquisitez absoluta
que me consume y me exalta entre
las horas.
Es tan limpio, tan blanco, tan pulcro
que hallo imposible no amar su
existencia en la lejanía de mis sentires
de los cuales probablemente es ignorante.
Cuando descubre su valiosa sonrisa se
enciende el mundo para mí,
pero también una emoción se encoge en
mis adentros al saber que se haya tan
lejos de mis amoríos en letras,
esas que se consumen en el tiempo eterno,
danzando junto a la soledad de la noche
y que le aclaman con urgente insistencia.
Le veo algunas veces con inocencia de niña,
y otras con fuego de mujer que se paraliza
en tanto se vuelve la hora de aterrizar
en esta basta realidad.

Grace Suáre R.

Anuncios

4 comentarios en “Amor Oculto

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s