Arrástrame

Arrástrame como las nubes a la noche, como la amarga atadura de las horas. Arrástrame entre las hojas volantes cargadas de sutileza al deseo. Arrastra mi alma entrañable contigo amor mío que en mí queda el insólito sabor de extrañar. Grace Suárez R.

Anuncios

Vieras tú

Vieras tú con que artificio desdibujo tu silueta en mi frente, como entre liras mis visiones, escondidas en los ramilletes de tus cabellos. Si a mis voces el otorgaras el aliento de tu alma, armaría el valle mas perfecto con las letras que surgen al rayo de sol. Vieras tú el entusiasmo con el que…

Suceso inverosímil

Ellos se habrían mirado, y se reconocerían al instante, ambas parejas de ojos fijos y cristalizados tras el fuerte choque de las risas que levitaban entre palabras divagantes en un bar pequeño. Las cervezas frías que atenúan el ambiente y la mesa que los distancia se desvanecen ante el inminente choque. Habrían atendido el uno…

Ausencia

Quizá tu pensamiento se pregunte el augurio que anunció con ahínco mi partida. Te sabrás dichosa o pensante escultural dama, pero oyóse mis verdades junto a tu portal. Si la vida me escasea los heridos sentires, me he de perder irónica en la desdicha. Tenue e hirviente el alma mía que lanzose sus espigas a…

Paraliza

I Paraliza el tiempo, incierto y hendido, vibrante, febril, atrapado en sus talentos. II La vi pasear un día, dichosa de sus liras, ¡Qué cantares tan esbeltos! Retumbando suave a mis oídos. III Quise cantar yo un día y me abandonó el silencio, ¿Acaso su voz se llevó mi amor y por eso he enmudecido?…