Arrástrame como las nubes
a la noche, como la amarga
atadura de las horas.
Arrástrame entre las hojas volantes
cargadas de sutileza al deseo.
Arrastra mi alma entrañable
contigo amor mío
que en mí queda el insólito sabor
de extrañar.

Grace Suárez R.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s