El árbol de mi nacimiento

Al escribir de manera afiebrada y melancólica estas letras intuyo que probablemente sientas que este manojo de eternidades propuestas en el acto de la desdicha te colme los suspiros o caigas en el adormecimiento indigno. Presupongo que a mi prematuro nacimiento se le otorgaron los fulgores toscos de aquella época de escasez, de sueños quebrados…