Carta del melancólico

A veces me pregunto cómo empezar a redactar las siguientes líneas, hablar del horror, o quizá adentrarme demasiado en las profundidades de mi ser, justo allí donde nadie ha llegado. Sí, tal vez exagero para dar un aire de dramatismo. Sin embargo, debo hacer énfasis en que no es ni siquiera fácil concentrarse tanto en…

Anuncios

Carta a un caballero

Le he visto realmente y he quedado absorta en mis pensamientos al contemplar la pulcritud que ondea entre sus vestiduras al caminar. Le he visto y me ha mirado, con la inocencia puesta a mi disposición, clareando mi destino y atándolos con fuerte vehemencia a las mieles de su esencia.Ha paseado entre tantos lugares fuera…

Tercera Respuesta a Franzes

¡Oh, dulce caballero Franzes! Me excuso a razón de mi tardanza al responderle sus exquisitas letras de oro que allanan mi corazón de manera profunda, que es como detener el tiempo a su llegada. He visto las lluvias correr entre el vidrio de mi apagada visión que oscurece con la tempestad que se oculta tras…

Tercera Carta a Aurora

¡Oh Aurora! Veo con desgano el panorama que le pintan los venideros días, donde la premisa que se aduce a su desgarbado sentimiento de soledad ha aumentado a lo ausente de mis palabras. ¿Habrá sido mi ausencia la causante de su pronto debilitar junto al ocaso que muere bajo su ventana? No se apresure a…

Segunda respuesta a Franzes

Querido Franzes, Empezaba a preguntarme por su ausencia. Sin embargo, comprendo su sorpresa. Ojalá pudiera entender todos los obstáculos que intervienen a mi salida. Intempestivo es el tiempo que acorrala de vez en cuando, pero la razón de mis letras hacia usted no cumple el propósito de quebrarle la pasión y las alegrías con que…

Segunda carta a Aurora

Querida Aurora, Debo admitir sentirme altamente sorprendido por la forma tan directa de hacerme esa propuesta, y quizá sea esa la razón de mi tardanza al responderle, pues si bien lo notará no es muy común en estos tiempos que una dama sea lo suficientemente valiente para atreverse a dejar el futuro en el telar…

Primera Respuesta a Franzes

¡Saludos Caballero Franzes! Debo admitir que usted tiene una particular forma de escribir que deshace los sentidos, despedaza el corazón y lo obliga a revivir palpitantemente a sus letras con esa tonalidad en su voz que se cuela entre mis ojos y mi cerebro sin tener aún el placer de escucharle. ¡Exquisito! No puedo evitar…

Primera carta a Aurora

Hola, preciosa dama de rizos despampanantes y de sonriente mirar. Primero que todo deseo excusarme ante el morboso hecho de escribirle sin su autorización y sin mediar ningún tipo de consecuencia que pueda ocasionar mi irrazonable actuar. Aún yacen en mis pupilas dilatadas el brillo que humedecieron mis ojos cuando la vi caminando como una princesa…