El árbol de mi nacimiento

Al escribir de manera afiebrada y melancólica estas letras intuyo que probablemente sientas que este manojo de eternidades propuestas en el acto de la desdicha te colme los suspiros o caigas en el adormecimiento indigno. Presupongo que a mi prematuro nacimiento se le otorgaron los fulgores toscos de aquella época de escasez, de sueños quebrados…

Anuncios

Espacios

De ese despertar silencioso nació un aroma seco y lejano. Estiró el brazo y no había nada, pero no le molestaba que así fuera. Dejo atrás la cama revuelta y puso a hervir agua que pronto convertiría en un café fuerte, muy saturado, porque a él le gustaba así. Caminó hacia la sala escuchando su…

Cabellos de plata

Juro por mis indestructibles desventuras que la vi. Tan clara y radiante como en las épocas de infancia. Llena toda ella de una vitalidad tan envidiable que entre mis ilusiones rogaba que fuese verdad. Sin permitirle a mis pensamientos concebir preguntas importunas me lancé a sus perpetuos y lánguidos brazos que siempre acogieron mi desesperanza.…

El hombre parecido

Y el hombre había desaparecido mucho antes de poder despedirme de él. Las colinas que le vieron crecer lo arrastraron de nuevo a sus garras protectoras volviendo mi cielo gris y ruin, dejando en mi cabeza los ecos producido por el sonido de las taconeadas que daba con sus zapatos. Mis ojos simplemente un día…

Rutina

Y viene otra vez esa avalancha de reclamaciones espesas como una gran cantidad de fango que se resbala, que corre, me recubre y me irrita. De nuevo las palabras brotan de una tierra que parecía infértil y se alzan como ramas secas hacia el sol, manos esqueléticas que claman al cielo por aptas de esa…

Suceso inverosímil

Ellos se habrían mirado, y se reconocerían al instante, ambas parejas de ojos fijos y cristalizados tras el fuerte choque de las risas que levitaban entre palabras divagantes en un bar pequeño. Las cervezas frías que atenúan el ambiente y la mesa que los distancia se desvanecen ante el inminente choque. Habrían atendido el uno…

Cuento de guerra

Entonces el poeta quedó vacío. Sus más hermosos versos desperdiciados en una extraordinaria obra puesta en pedestal de oro para la mujer que fue todo para él. Noches en vela imaginándola a su lado, tiradas al mar revuelto de las tormentas que estrellan con fuerza la costa. Sintió entonces recibir el manto delicado del invierno…

Lista de sospechosos

Habían pasado algunos minutos luego de las seis de la mañana del miércoles veintiocho de marzo y el grupo de reacción inmediata de la policía ya se encontraba levantando el cadáver de mi esposa Katy que yacía tranquila en su lado de la cama, era una escena tremendamente perturbadora. Una agente vestida con un uniforme…

Muelle de los sueños eternos

Cuando la lluvia cesó ella había muerto. El gélido ambiente consumía como brasas sus aleteos insistentes por mantenerse absolutamente móvil, hirviente y respirando con fervor en medio del desconsuelo encarcelador de esas lluvias nocturnas. La agonía cíclica que ondeaba en su cuerpo se inmovilizaba como las hojas en aquella madrugada callada. Con total parsimonia las…

El camino del penitente

Quiero empezar este escrito aclarando que no lo hago por deseo propio, se me ha impuesto como requisito para abandonar esta prisión de bombillas fluorescentes y pisos blancos. Además, deseo con esto dejar constancia del correcto funcionamiento de todas mis habilidades cognitivas y comunicativas.